• Ene 07, 2018
TÉCNICA BÁSICA II: DESENFUNDE Y PRESENTACIÓN DEL ARMA

TÉCNICA BÁSICA II: DESENFUNDE Y PRESENTACIÓN DEL ARMA

En la entrada anterior (TÉCNICA BÁSICA I: EL EMPUÑE) comprendimos que antes de desenfundar un arma debemos saber cómo empuñarla correctamente para que el desenfunde sea eficiente desde el momento que asimos la pistola. Hoy damos un paso más.

El empuñe es el principio de todo. Si está mal realizado, los movimientos que sigan a continuación estarán mal ejecutados.

El siguiente paso, y llegado el momento y/o la necesidad, es extraer el arma de donde la llevemos alojada para hacer uso de ella, lo que no significa necesariamente hacer fuego contra la amenaza.

Llegados a este punto me surge una pregunta; ¿conozco la funda que porto y los diferentes sistemas de retención que tiene? Debemos que tener en cuenta que cuantos más seguros o niveles de retención (estando estos activados) más tiempo nos llevará tener lista el arma para hacer fuego. Lo que me lleva a remarcar la imperiosa necesidad de entrenar de forma regular con el material que porto.

Otro detalle importante es el material del que está realizada la funda (lona, cordura, piel, kydex, etc.) Ya que una vez extraída, el arma debe volver a dónde salió y no siempre podré hacer uso de ambas manos. Es por ello que sería recomendable un material que no se deformara con facilidad y me permitiera volver a enfundar el arma con una sola mano con todas las garantías de seguridad. De esto hicimos mención en la entrada del porteo oculto de arma corta.

Una vez tomada la decisión, ante la necesidad de extraer el arma, deberemos llevarla a cabo de la forma más rápida y segura, dejándola lista para el disparo. Una vez extraída el arma de su funda, llevaremos esta al lateral de nuestro cuerpo, apoyando el canto del brocal del cargador sobre las costillas y dirigiremos la boca de fuego del arma hacia la amenaza. De esta forma evitamos en gran medida interrupciones por enganches en la ropa o contra nuestro cuerpo.

 

Veréis que el codo queda atrasado, en línea con el bloqueo de la muñeca.

El brazo que no empuña el arma deberá permanecer pegado al cuerpo evitando de ese modo que interfiera en la trayectoria del proyectil por una reacción defensiva natural.

            Este desenfunde está indicado para distancias muy cortas, entre 0/7 metros.

            En distancias superiores, podremos tener la posibilidad de adelantar el arma, extendiendo el brazo y dirigir el arma/disparo hacia la amenaza. El cuerpo quedaría ligeramente adelantado del lado que empuño. La muñeca, codo y hombro quedan alineados y bloqueados.

 

 

 

Empuñe y presentación a dos manos.

            Una vez empuñada de forma correcta, desenfundaremos el arma de la misma forma anterior, llevando el arma al lateral de nuestro cuerpo, dirigiendo la boca de fuego hacia el objetivo. La mano que no empuña la colocaremos bien debajo del ojo director o sobre el eje central del cuerpo con el pulgar en dirección al objetivo.

 

 

            Al avanzar el arma y lo antes posible, empuñaremos el arma con las dos manos dentro de nuestra área de trabajo y a la altura de nuestra línea de visión, lo que nos permitirá tomar miras con mayor facilidad. Desde aquí llevaremos hacia delante los brazos bloqueando muñecas codos y hombros en línea.

 

Ante cualquier duda o aclaración, contacta con nosotros y si te ha gustado, te agradeceríamos que compartieses con tus amigos y compañeros.