• Nov 22, 2017
Los diferentes tipos de sal que nos podemos encontrar

Los diferentes tipos de sal que nos podemos encontrar

¡Hola chic@s! Hoy os presentamos una entrada con los diferentes tipos de sal que nos podemos encontrar para el consumo.

 

Hace una semana estuve en Biocultura, una Feria que se realiza una vez al año en Madrid (también en otros puntos de España). se presentan productos biológicos, hay venta de aceite, fruta y verdura ecológica, las empresas presentan sus novedades y hay talleres y charlas acerca de recetas, nuevos estudios alimenticios y presentaciones de libros y publicaciones.

 

Allí pude degustar una sal que nunca había visto y es la Sal Negra, y ella es la culpable que ahora esté escribiendo este post acerca de las sales mas conocidas y sus beneficios.

 

 

SAL NEGRA

 

Procedente de la India, es una sal no refinada con cierto gusto azufrado. Es de origen volcánico, por esa razón, la primera vez que la probé en una Feria, mi mente me hizo viajar hacia mi infancia y a mi estancia en el Teide.

Es de curioso sabor, solo para paladares abiertos de mente y con ganas de probar nuevos platos, ya que esta sal es usada para condimentar platos hindúes sobretodo de la cocida ayurvédrica o por dicho sabor para condimentar platos veganos (por su ligero sabor a huevo cocido).

Su composición química es de cloruro sódico y potásico, hierro y compuestos sulfurosos diversos. Es por esta razón por la que su uso beneficia mucho ante los ardores de estómago (antiácido) y las flatulencias e hinchazón estomacal. Por lo tanto es un alimento funcional,  además de que se uso en aquellas personas con hipertensión.

 

Yo os invito a que la probéis y si no os atrevéis con ninguna receta ayurvédrica, espolvoreada encima de la fruta tiene un sabor muy peculiar ya que realza el sabor dulce!

 

 

SAL ROSA DEL HIMALAYA

 

Procedente de las montañas de Pakistán (mina de sal Khewra, distrito de Jhelum) es una sal de color rosáceo, como su nombre indica que no ha sido refinada. Contiene muchos minerales: calcio, potasio, manganeso, flúor, yodo, zinc, cromo, cobre, cobalto y oro.  El Ministerio de Salud de Alemania ha detectado en la sal del Himalaya 10 tipos de oligoelementos, esenciales para el bienestar de nuestras células, además de 84 elementos presentes en nuestro cuerpo,  por lo que tiene innumerables beneficios para el mismo entre los cuales destacamos:

 

  • Equilibra el ph celular y evita calambres musculares
  • Previene calambres
  • Genera energía hidroeléctrica en las células
  • Actúa como antihistamínico
  • No produce retención de líquido y ayuda a la función renal
  • Por su contenido en minerales puede ayudar si se consume de forma moderada en la osteoporosis

 

 

 

SAL MARINA

Procedente de la evaporación de agua de mar, la sal marina contiene un 86% de cloruro sódico, frente a un 99% que contiene la sal refinada. Además podemos encontrar trazas de oligoelementos como calcio, cloruro de magnesio, potasio, yodo y manganeso.

 

La sal marina se parece mucho a la sal que puedes consumir de forma habitual, pero ésta sufre antes un proceso de refinación en el que se le eliminan ciertos minerales, se le añade yoduro de potasio, dextrosa y blanqueador.

 

Entre sus múltiples propiedades, la sal marina ayuda en las digestiones ya que gracias al cloruro que aporta ayuda a producir jugos gástricos beneficiosos para digerir las proteínas y los hidratos de carbono.  Mejora los espasmos musculares, aporta minerales beneficiosos para la salud ósea y ayuda al sistema inmunitario.

 

 

SAL REFINADA

Antes de nada comentar que cuando podáis, evitar dicha sal ya que es un producto industrailizado y por lo tanto refinado para mejorar ciertas características que no benefician en absoluto nuestra salud.

La sal refinada proviene de la sal marina, pero una vez obtenida, se seca con productos como hidróxido de aluminio y aditivos para que no se apelmace y quedé un producto mas fácil de manipular (que los granitos no se peguen y podamos introducirla dentro de un salero). Se somete a altas temperaturas, eliminando en este proceso muchos minerales y alterando su estructura química.

Finalmente se le añade yoduro para obtener la sal refinada yodada. 

 

 

¿Que podemos hacer para consumir una sal adecuada? Os doy tres fáciles consejos que espero pongáis en práctica:

 

  1. Primero y mas importante es utilizar en casa una sal adecuada, no refinada, ya sea marina o del himalaya.
  2. Especiar las comidas con las múltiples especias que podemos encontrar hoy en día en cualquier supermercado: pimienta negra, cúrcuma, laurel, pimentón, ajo...
  3. Evitar la comida industrializada y que puedas adquirir en bolsa (como las patatas fritas), encurtidos (no en exceso), preparados cárnicos, comida enlatada... No hay que olvidar que la sal es un buen conservante por lo que la industria la va a usar para alargar la vida de sus productos y éstos son los que tienes que evitar.

 

Esperamos que esta información haya sido útil para tí.
Suscríbete para estar al día y comparte si te ha gustado. 

¡Gracias por seguirnos!