• Mar 01, 2018
La entrada en calor ¿Lo estoy haciendo bien? Parte II

EL CALENTAMIENTO ¿LO ESTOY HACIENDO BIEN? PARTE II

En la entrada anterior hablamos de las necesidades del calentamiento y nuestra estructura, hoy vamos a ver una aproximación los dos primeros puntos. En ellos trataremos de la liberación miofascial (auto masaje), los ejercicios de movilidad y el trabajo correctivo personalizado.

 

Comencemos:

 

1A) LIBERACIÓN MIOFASCIAL (SMR):

 

Mejora el Rango de Movimiento y elasticidad.

Mejora el riego sanguíneo, en un estudio realizado por Okamoto, la corriente sanguínea y la concentración de Óxido Nítrico mejora hasta 30´ después de su aplicación. El ÓXIDO NÍTRICO es un vasodilatador que se encarga de dilatar las células musculares y hacer así que los músculos reciban muchos más nutrientes mientras entrenamos, logrando así que tengamos mucha mayor vitalidad a la hora de llevar a cabo los entrenamientos, además de conseguir una mejor recuperación muscular.

 

Ten en cuenta que pasamos sentados o en posiciones concretas muchas horas al día. Eso ocasiona que parte de la fascia se encuentre elongada y parte acortada, si a eso le sumamos que tenemos acortamientos musculares por ser víctimas de la industria del fitness, necesitamos calentar con el rodillo cada día antes del entrenamiento.

 

No recomendamos hacer largas sesiones de SMR de cuerpo completo, sí trabajar sobre puntos concretos con mayor tensión, acortamientos, etc. y sobre todo los que daremos énfasis en el entrenamiento del día.

1B) MOVILIDAD

Una vez hemos relajado esa tensión muscular mediante rodillo, bola de lacrosse, o el método que utilicemos para  la SMR, debemos ganar ROM (rango de movimiento) y estirar suavemente la musculatura para prepararla ante las demandas del entrenamiento.

Bajo nuestro punto de vista y basados en la literatura actual, no deberíamos realizar estiramientos de larga duración, debemos utilizar una combinación de estiramientos estáticos de corta duración y dinámicos y balísticos.

Para los primeros (estáticos de corta duración) sostendremos las posiciones unos 6-8’’ por 4-5 series, un buen ejemplo de este caso sería “El mejor estiramiento del mundo” (The World's Greatest Stretch).

En el caso de los ejercicios dinámicos y balísticos, simplemente debemos trabajar por repeticiones, como por ejemplo swings de pierna frontal y lateral, dinámicos de pectoral, etc.

 

 

2) EJERCICIO CORRECTIVO

Según la NASM (National Academy of Sports Medicine) el EJERCICIO CORRECTIVO es el término utilizado para describir el proceso de identificar una disfunción neuro – músculo – esquelética, desarrollar un plan de acción e implementar una estrategia correctiva integral.

Como dice Gray Cook, primero muévete bien, luego muévete mucho (hacemos doctrina de su frase).

Los ejercicios correctivos son movimientos concretos prescritos para paliar las carencias de los patrones de movimiento. El ejercicio correctivo debe ser correctamente ejecutado y una pieza del entrenamiento que nunca debemos saltarnos.

Toda nuestra atención y energía se enfocará en optimizar el rendimiento y la ejecución de los movimientos. Dichos ejercicios correctivos, deben estar prescritos por un profesional de la salud o la actividad física.

Hasta aquí nuestro granito de arena de la semana. En la próxima entrada, comentaremos los siguientes puntos.

Esperamos que te haya gustado, comparte si te ha servido y no olvides seguirnos en nuestras RRSS.

Si necesitas ayuda para ponerte en forma o conseguir tus objetivos, haz click aquí.